A grandes rasgos en las Dunas de Maspalomas se pueden diferenciar dos grandes ecosistemas. El campo de dunas y la Charca de Maspalomas.

El campo de dunas:

  Actualmente el campo de dunas de Maspalomas constituye el único ecosistema de este tipo que existe en Gran Canaria. Dentro de él existen a su vez diferentes ambientes que se diferencian principalmente en la movilidad de la arena y la vegetación existente. De esta forma podemos distinguir las dunas móviles y las dunas fijas.

  Las dunas móviles forman una franja entre la playa del Inglés, donde se originan, y la Charca de Maspalomas. Se caracterizan por la existencia de grandes acumulaciones de arena que están en constante movimiento debido a la acción del viento.

  Están formadas por cordones de dunas trasversales entre las cuales se intercalan depresiones interdunares. Debido a la movilidad de la arena la vegetación es escasa, estando formada por especies adaptadas a la dinámica dunar.

La Charca de Maspalomas:

  Es una pequeña laguna costera de aguas salobres testigo de las antiguas “marismas de Maspalomas”, las cuales fueron destruidas por las urbanizaciones construidas en el entorno de la misma. Se encuentra separada del mar por una barra de arena; ésta se rompe cuando se producen grandes lluvias permitiendo la renovación del agua de la Charca y la entrada de peces y otros organismos.

  Una de las principales características de este ecosistema es su estacionalidad, lo cual se traduce en grandes variaciones en la salinidad y volumen del agua, así como de las comunidades de aves que la visitan. En su entorno existen manchas de vegetación acuática de carrizales y Bosquecillos de Tarajales, que son indispensables para las aves e invertebrados. Constituye un excelente refugio para las aves, tanto migratorias como nidificantes.

Artículo seleccionado por ADAPA Canarias:
ANÓNIMO: Artículo Virtual. “Los ecosistemas de Maspalomas”. http://playademaspalomas.com/ecosistema-de-maspalomas/. Referenciado: 24/11/2015.