Noticia realizada por ADAPA Canarias:

CAMACHO, Rita: Jornada “La Biomasa a debate”. Las Palmas de Gran Canaria06/02/2016.

La Planta Termoeléctrica de Biomasa

  El pasado viernes día 5 de febrero se celebró en el paraninfo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), las jornadas tituladas “La Biomasa a debate” organizada por el Vicerrectorado de Investigación, Desarrollo e Innovación de la ULPGC.

  Antes de comenzar, el Rector José Regidor, dio la bienvenida a los asistentes e hizo un inciso sobre el concepto de bio que en términos generales se aplica casi de forma sistemática para hacer referencia al origen natural, algo que ha tenido vida; si es bio entonces pensamos que es bueno y no siempre es así.

  La primera ponencia bajo el título “La Planta termoeléctrica de Biomasa”, la impartió el profesor invitado Arturo Romero Salvador, Catedrático de Ingeniería Química de la Universidad Complutense de Madrid, fotografiado en la imagen inferior:

20160205_180821

 Arturo Romero, comenzó hablando de la biomasa como combustible y según ésta será las características del horno que se rige por una legislación para los gases que suelta la chimenea. Si se regenera la biomasa disminuye las emisiones de CO2.

  Hay distintos tipos de biomasa que provienen por ejemplo de cultivos energéticos, de biogases de vertederos, estiércoles, del sector agrícola, del sector forestal… y es precisamente por esto por lo que la Central debe especificar cuál será la que usará. El poder calorífico es diferente según la biomasa, es decir, cada una de las éstas tienen un poder calorífico distinto según la humedad y por lo tanto habrá que tener en cuenta el tipo, la densidad energética, la disponibilidad, la potencia instalada, los costes… Además también es muy importante la ubicación, el transporte de la biomasa, el impacto ambiental, la percepción social, su composición química…Esto último, puede presentar una serie de problemas como pueden ser la composición variable, la baja densidad energética o el mayor contenido en volátiles que desprende gases.

  Por otro lado, debemos tener en cuenta las características de la combustión como la liberación de energía por ejemplo; o los problemas a resolver en el horno de combustión como pueden ser la volatilización y gasificación (pirolisis). También es importante el área de contacto y la velocidad de transferencia. Es significativo los sistemas que se utilizan para esto como el horno de parrillas con tecnología de lecho fluidizado.

  Para montar un sistema de depuración tengo que saber qué contaminante tengo como pueden ser las partículas y su composición; los compuestos ácidos; o los transformables en CO2, N2… Cuanto más pequeño es el tamaño de partículas, más bajo es la eficacia del sistema.

  Otro contaminante que vamos a tener son óxido de nitrógeno y dos procedimientos: reducción no catalítica y reducción catalítica. Además, hay que tener en cuenta los elementos del sistema de incineración como el almacenamiento y manejo, la combustión y limpieza de humos.

  El profesor Arturo Romero, concluyó haciendo una reflexión sobre una planta hipotética de 70 MW en Gran Canaria y en definitiva, estos supuestos datos no son favorable.

  Seguidamente se celebró una mesa debate moderada por el Vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación de la ULPGC, Antonio Falcón, donde participaron distintos profesionales. Imagen inferior de izquierda a derecha: Jaime Sadhwani, Juan Alejandro Ortega, Antonio Falcón, Luis Domínguez y Blas Galván).

20160205_183953

  En primer lugar intervino Jaime Sadhwani, Director de Sostenibilidad y Prevención de Riesgos de la ULPGC. En su exposición manifestó los distintos fines que puede tener la biomasa para la sociedad. Habló sobre la biomasa en la Unión Europea, la cual, la mayor parte está dedicada a la energía eléctrica. Además, es recomendable que no esté a más de 50 km desde el suministro, que por cierto, no es el caso de Gran Canaria.

  Posteriormente continuó la exposición Blas Galván, investigador del Instituto Universitario de Sistemas Inteligentes y Aplicaciones Numéricas en la Ingeniería (IUSIANI) de la ULPGC. El profesor comentó que, desde el punto de vista del riesgo técnico, la planta de biomasa que se quiere instalar en Gran canaria no produce ningún riesgo; sin embargo desde el punto de vista medioambiental, todavía no se ha hecho ningún estudio ni por parte de instituciones públicas ni privadas.

  Prosiguió Luis Domínguez Boada, responsable del Servicio de Toxicología (SERTOX) de la ULPGC. Expuso de forma contundente que la Incineradora de Biomasa que se quiere instalar en la isla producirá contaminación atmosférica. La Unión Europea dice que los niveles de vida disminuyen por la contaminación atmosférica ya que llega a la atmósfera sustancias muy variadas. Además hay que añadir las sustancias químicas que se le han aplicado a la madera que se va a quemar. Por otro lado, las partículas pueden ser grandes, finas y ultrafinas; estas últimas son las más perjudiciales porque llegan al torrente sanguíneo y por lo tanto es más peligroso produciendo enfermedades como la irritación pulmonar, susceptibilidad a patógenos virales y bacterianos… existen muchos efectos en la salud relacionados con las partículas y muchos casos se pueden evitar mediante el denominado Factor evitable de enfermedad. Es un factor que debemos reducir sabiendo dónde lo ubicamos. Relación causa – efecto. Evita que no esté cerca de la sociedad para evitar introducir nuevos factores de riesgo según la “American Academy of Family Physicians”.

  Finalmente concluyó la mesa redonda Juan Alejandro Ortega Saavedra, Director del Grupo de Investigación en Ingeniería Térmica de la ULPGC. En su breve intervención planteó otras alternativas que no se han contemplado como por ejemplo otro tipo de combustible.

  Seguidamente el profesor invitado Arturo Romero realizó una pequeña intervención para, finalmente, pasar al debate con el público asistente.