Artículo seleccionado por ADAPA Caanrias:

PÉREZ, Mari Pino: La Provincia. Diario Las Palmas. “El Cabildo declara la guerra a las vallas publicitarias de la autopista del Sur”. Las Palmas de Gran Canaria. Pág. 12. Viernes, 13 de mayo de 2016. Referenciado: 15/05/2015.

  ADAPA Canarias, se congratula que el Cabildo de Gran Canaria, haya tenido en cuenta una serie de consideraciones que ha propuesto nuestra asociación, donde las vallas publicitarias son unos de los muchos elementos ilegales que afectan muy negativamente gran parte del paisaje de costa de nuestra hermosa isla de Gran Canaria. En ADAPA Canarias, queremos dar la voz de alarma sobre el mal estado de protección y conservación en que se encuentran algunos enclaves emblemáticos de nuestra isla. Es por este motivo por lo que invitamos a todos los ciudadanos/as y no sólo al Cabildo, a mantener nuestro patrimonio paisajístico en buen estado para un mayor disfrute, no sólo de los grancanarios en particular sino de todos sus visitantes en general.

Morales asegura que hay que acabar con el “desmadre” en este corredor porque la imagen perjudica a la Isla. Se actuará en invernaderos y fincas descuidadas.

FOTO

  El Cabildo de Gran Canaria declara la guerra a las vallas publicitarias ilegales que afean y ocultan el paisaje que recorre la la autopista del Sur (GC1), tanto en el tramo que va desde Aeropuerto hasta la capital grancanaria como el que transcurre de Gando hacia la zona turística. En una segunda fase, la misma actuación se pretende llevar a cabo en la autovía del Norte. “Ha habido un desmadre y un descontrol en la colocación de vallas en la autopista del Sur y en la vía del Norte, y no se va a seguir permitiendo” sentenció ayer el presidente del Cabildo, Antonio Morales.

  Tras el encuentro que mantuvo, con los Ayuntamientos cuyos municipios figuran en el área de la GC1, de la capital de la Isla hasta San Bartolomé de Tirajana, y en la que también participaron los consejeros de Política Territorial, Turismo y Obras Públicas, para analizar la imagen que ofrecen las dos principales vías de acceso a la Isla, Morales aclaró que no se trata de un plan de embellecimiento, sino de una actuación integral de recuperación de urbanística de todo el paisaje, y para ello, habrá que adecuar a la normativa todos los elementos ilegales que se han instalado en el territorio. Para coordinar como se va llevar a cabo esta actuación, para la que se ha tenido en cuenta la documentación gráfica aportada por la Asociación para la Defensa del Árbol y el Paisaje de Gran Canaria (ADAPA), que lidera Rafael Molina Petit, se ha fijado una segunda reunión dentro un mes.

  Aunque el Cabildo no dispone de datos sobre el número de vallas ilegales que ocupan la GC1 y la GC2, el presidente insular insistió en el grave impacto visual que provocan a la imagen de la Isla estas vallas, y por ello, insistió en la importancia de generar conciencia entre la ciudadanía, los empresarios que tienen negocios en la zona, y en las instituciones públicas para ofrecer alternativas. Se refirió también al aspecto que ofrecen los invernaderos, y fincas descuidadas y con basura. “Nos hemos acostumbrado a ver todo esto como normal, y solo nos fijamos cuando viajamos fuera” remarcó.

“Vamos a poner en marcha mecanismos jurídicos para poner fin a este descontrol”

  Morales explicó que se va a poner en marcha el Consejo Insular del Paisaje, que está contemplado en el Plan Insular del Territorio, y aprovechar toda la normativa de esa figura urbanística porque se ha comprobado que “existen pocos instrumentos reales para actuar sobre la maraña de vallas que ocupan el territorio de manera ilegal y que están causando un gran daño a la imagen de la Isla”. Además, comentó que también se va analizar la situación de cada ayuntamiento para saber de que ordenanza se dispone para retirar estos carteles.

  También, señaló Morales que la Consejería de Obras Públicas, que dirige Ángel Víctor Torres, puede retirar las vallas de forma inmediata, pero en muchos casos se quitan y se colocan otra vez más allá. Por ello, dijo que se va a estudiar posibilidad de crear un órgano interno que pueda ejercer las acciones sancionadoras correspondientes sobre los que actúan sobre el territorio, lo que incluye tanto a las agencias de publicidad como a los particulares que colocan carteles sin control. “Vamos a poner en marcha mecanismos administrativos y jurídicos para poner fin a este descontrol” advirtió el presidente del Cabildo.

  Por su parte, el alcalde de Ingenio, Juan Díaz, aseguró es un problema que se conoce desde hace años, y no se ha resuelto, por lo que abogó por trabajar de forma conjunta desde todas las administraciones para actuar a nivel jurídico, ya que “vivimos del turismo y hay que dar la mejor imagen al que nos vista”. Apuntó que Ingenio sólo tiene dos kilómetros dentro del trazado de la autopista del Sur, y en este espacio sólo hay tres vallas, y es más fácil actuar, y consideró más preocupante la concentración de carteles que existe en el área de Telde a la capital grancanaria. También reclamó la implicación de los propietarios de fincas y viviendas abandonadas en este espacio.