Artículo realizado por ADAPA Canarias:

   En muchas ocasiones ADAPA Canarias se ha manifestado contra la tala indiscriminada de los árboles a borde de carretera en la isla de Gran Canaria. Tras una serie de reuniones con miembros responsables en estas áreas, parecía que por fin, las actuaciones serían menos severas y con criterio técnico y estético; incluso las últimas podas de la Carretera del Centro estaban siendo aceptables…
16   Sin embargo, esta semana en la carretera El Arco, en la Atalaya de Santa Brígida, de nuevo se ha llevado a cabo esta lamentable poda tan agresiva. De momento, la rápida iniciativa de ADAPA Canarias ha evitado que se siga con este tipo de actuaciones, pero nos preguntamos por cuánto tiempo. Nos hemos puesto en contacto con el Cabildo de Gran Canaria para, una vez más, dejar constancia de la escabechina con los eucaliptos que se están cometiendo en esta vía.

  Curiosamente muchos de estos árboles le quitan la vista a los chalets de sus alrededores  podándolos de una manera horrible, sin ningún criterio técnico y mucho menos estético. Individualmente, cada vecino debe velar por los criterios que crea conveniente, siendo éstos incluso las vistas de su vivienda pero el Cabildo debe velar por el INTERÉS COLECTIVO.

2Ahora TODA LA CIUDADANÍA ha pasado de disfrutar de hermosos árboles ha tener unos troncos pelados, destrozando por completo y de esta manera la idea de la bóveda arbolada. La singularidad del eucalipto es que sus hojas cuelguen y den verdor a todo el lado de la vía, dando la sensación que la isla está más arbolada de lo que realmente está. Ahora parecen postes de luz, en vez de árboles. ¡Lo que antes era un hermoso árbol ha pasado a ser un tronco pelado con un pequeño plumero arriba!

4ADAPA Canarias, quiere dejar manifiesto que estamos totalmente disconformes e indignados/as con el criterio que ha llevado a cabo, una vez más, el técnico responsable del Cabildo. Queremos que se reconsidere además de los criterios técnicos, los estéticos, fundamentales para el desarrollo de la zona y que los Consejeros y Directores Generales sean conscientes de estas actuaciones que se están llevando a cabo por parte de sus subordinados, cosa que actualmente no parece ser así.

  El daño es terrible: árboles magníficos de 25 metros de altura son ahora simples troncos pelados de 5 metros siendo testigos de este paisaje desolador.

ADAPA Canarias estima conveniente que el técnico responsable valore nuevamente los criterios de poda porque como sigamos con estos argumentos nos quedaremos sin árboles. Estamos totalmente convencidos que se pueden llevar a cabo otro tipo de actuaciones, no tan agresivas para la seguridad de la vía y el saneamiento de los árboles. Este tipo de actuaciones destruyen economía productiva y en consecuencia bienestar y empleo. El gran desafío de ADAPA Canarias está en conseguir que todos y todas veamos al árbol como algo positivo y a proteger, y no como algo superfluo y prescindible. Parece una estupidez, pero demasiados estúpidos no han dado el paso todavía…

17