Los teleféricos, negocios en el aire

Noticia seleccionada por ADAPA Canarias:

ROSALES, Ibón S. Canarias 7. es: “Los telesféricos, negocios en el aire”. http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=431473. Las Palmas de Gran Canaria. Referenciado: 17/08/2016.

telesférico

  El teleférico que un grupo privado quiere construir desde el puerto de la capital grancanaria hasta la montaña de El Vigía en La Isleta tiene precedentes peninsulares, vivos y muertos, en los que fijarse. El funicular más parecido es el del Puerto de Barcelona, que también conecta con un centro comercial y un acuario.

  Montarse en el teleférico de La Isleta será, por empezar a hacer comparaciones, el trayecto más caro de todos los que se pueden hacer en teleféricos urbanos de España. Eso si mantienen el precio de 18 euros por persona, 10 euros en el caso de niños y residentes, que anuncian sus promotores. En el funicular del Puerto de Barcelona el billete sencillo cuesta 11 euros, y la ida y vuelta 16. Precisamente el aparato catalán, inaugurado en 1931, contempla varios parecidos con el proyecto de La Isleta. Tiene cerca un centro comercial en el que hay un acuario y pasa, precisamente, por el puerto aunque no por zona residencial y a una altura mínima de entre 57 y 100 metros.

«Nos coordinamos con la zona portuaria por si pasan barcos con el mástil muy largo. En esos casos nos avisan, paramos las cabinas, pasa el barco y seguimos trabajando», explica vía telefónica Inés Garre, responsable de grupos y eventos en el teleférico barcelonés. Aunque la altura del cableado supera los 70 metros se paraliza el trayecto por seguridad. «De todas formas, eso pasa tres veces al año», añade. Por este funicular pasará solo en esta temporada de verano 258.704 usuarios.

Otro ejemplo, este sin vistas al mar, es el del Teleférico de Madrid, propiedad de Parques Reunidos, que también regenta el Teleférico Cablecar Benalmádena, en Málaga. El funicular de la capital de España fue inaugurado en 1969 y en el próximo ejercicio de 2017 acaba su concesión. Un informe del diario El Mundo reseña que recibe anualmente una media de 228.500 usuarios al año, cuando su expectativa de negocio es de 600.000. Sin superar esta cifra, paga un canon fijo anual de 8.875 euros. También existieron teleféricos que a día de hoy son chatarra inservible tras ser catalogados como «inviables económicamente». Son un ejemplo de funiculares muertos los inaugurados por motivo de las exposiciones internacionales de Zaragoza, en 2008 y de Sevilla, en 1992. Entre otros teleféricos que no llegaron a construirse está el del Mirador de Vega de Pas, en Cantabria.

Dejanos tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.