Noticia seleccionada por ADAPA Canarias:

ANÓNIMO. Canarias/.es: “El Jardín Canario explica su labor y su riqueza botánica con un libro y cómic. http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=450700. Sociedad. Las Palmas de Gran Canaria. 26/01/2017. Referenciado: 12/02/2017.

  El Cabildo de Gran Canaria renueva la oferta divulgativa del Jardín Botánico Viera y Clavijo con la edición de un libro que detalla el trabajo realizado y su riqueza botánica, así como con la primera entrega de una serie de cómics, que se titula “El jardín del conocimiento”.

El nuevo libro sobre el Jardín Botánico va más allá de los aspectos más conocidos y ahonda en las bondades de un espacio único que se ubica en el barranco Guiniguada, donde están presentes más de 2.500 especies, la gran mayoría de la flora canaria y endémica de la Macaronesia, así como de otras zonas del mundo que comparten vínculos con el archipiélago.

El libro ofrece una visión amplia del trabajo desarrollado en el centro y detalla la labor de los departamentos especializados que son reconocidos a nivel mundial por su contribución a la investigación, conservación, mantenimiento y cultivo de la flora de Canarias.

La publicación, con una tirada inicial de 2.600 ejemplares, cuenta también con una edición digital que se podrá descargar en la web del Jardín Botánico, http://www.jardincanario.org.

La obra cuenta con aportaciones del personal especializado del centro bajo la coordinación de su director, Juli Caujapé; uno de los biólogos responsables del departamento de Planta Viva, Julio Rodrigo; y del jefe de Educación Ambiental, Juan Manuel López.

Además, como apoyo a su política divulgativa, el Jardín Canario presenta el cómic “La fuente de los sabios”, la primera entrega de una serie titulada “El jardín del conocimiento”, que cuenta con una tirada de 3.000 ejemplares.

Estos cómics inciden en los distintos aspectos relacionados con la flora endémica y el medio ambiente de Canarias, su investigación, conservación, divulgación, y las diferentes líneas de actuación especializada del Jardín Botánico y la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo.

El cómic detalla la importancia de las diferentes dimensiones de actuación del centro botánico para la conservación de la flora autóctona mediante el conocimiento científico que el centro genera y atesora desde sus orígenes.

De esta forma, la primera entrega recorre varias zonas del Jardín Viera y Clavijo y explica la razón de ser de cada uno de sus departamentos, tomando como referencia la figura de su fundador, el botánico sueco Eric Ragnor Sventenius, cuyo personaje de cómic propone un juego a un grupo escolar que visita el centro y lo introduce en los misterios de la flora de las islas.

Los contenidos de esta serie de cómics están dirigidos a un amplio rango de edades, desde niños hasta adultos y, para Caujapé, “abarcan desde aspectos elementales sobre el Jardín y la biodiversidad nativa de Canarias hasta cuestiones algo mucho más elaboradas sobre investigación y conservación”.

Asimismo, el director del Jardín Canario ha adelantado que los botánicos del centro ya trabajan en los contenidos de la segunda entrega, que se complementará con material educativo y didáctico para escolares y estudiantes de Secundaria y Bachillerato.

Los cómics se distribuirán de forma preferente en escuelas, institutos y centros educativos, y su material se puede consultar en la web oficial del Jardín Botánico.

Las dos publicaciones forman parte de las actuaciones que lleva a cabo el Jardín Botánico en su proyecto “El jardín del conocimiento”, que persigue compartir con la ciudadanía tanto los conocimientos científicos como la educación ambiental.

Otra de las acciones que forman parte del proyecto destaca la instalación de códigos QR en los ejemplares exhibidos en el Jardín Botánico, que la ciudadanía puede consultar desde el pasado mes de diciembre.

Juan Manuel López ha informado de que unas 200.000 personas, entre escolares, universitarios, científicos, turistas y ciudadanía en general visitan cada año el Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo, aunque la cifra total es de difícil cuantificación porque la entrada es gratuita y no existe un registro.