En las II Jornadas del Paisaje, ADAPA Canarias estuvo representada por nuestro compañero José Miguel Fraguela, quien dio a conoocer una vez más la labor que desarrolla nuestra asociación.

Los expertos de las Jornadas del Paisaje de Gran Canaria, concluyen que la periferia urbana es la asignatura pendiente del paisaje en España. 

El Cabildo asume la periferia como el gran reto e introduce modificaciones que potencie su recuperación en el PIO.

La sociedad, la periferia, las infraestructuras y el turismo son las cuatro áreas que analizan las jornadas.

El suelo urbanizable es el más débil y necesita protección, apuntó Pié. Los expertos que participan en las II Jornadas del Paisaje de Gran Canaria concluyen que la periferia urbana española continúa siendo la asignatura pendiente en los problemas del paisaje, que fueron analizados por expertos como el Paisaje de Cataluña, Joan Nogué, y el catedrático de Urbanismo, Ricard Pie.

Estas jornadas, que inauguró la consejera de Política Territorial, Inés Miranda, reúnen en el Museo Elder a una veintena de expertos en arquitectura y paisajismo para tratar el cuidado y la mejora del territorio, e incluye como novedad el tratamiento de la periferia, que el Cabildo se toma como uno de sus retos de futuro contemplado en las modificaciones del PIO que elevará este viernes al pleno.

Ricardo Pié, catedrático de Urbanismo y Ordenación del Territorio en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, manifestó que en los últimos años en España las acciones en las áreas protegidas han sido positivas mientras que el tratamiento del espacio urbano ha contado con actuaciones muy destacables, por lo que el principal problema del paisaje continúa siendo el abandono de la periferia.

En su opinión, es necesaria una legislación propia sobre el paisaje para proteger “al más débil, es decir, al suelo urbanizable”, considerado como un espacio marginal que no es tenido en cuenta, por lo que aconseja una actuación más decidida para ese tipo de suelos.

“Cuando hablamos de paisajismo no estamos ante un discurso para sensibilizar a la población”, explicó Pié, que piensa que el derecho colectivo para disfrutar del paisaje también es un derecho para “defender y proyectar el espacio cotidiano”.

En su aportación, Pié expuso algunos proyectos exitosos de arquitectos catalanes que han recibido distinciones, como la desurbanización de un kilómetro y medio de playa en Torroella de Montgrí, que recibió el Premio Catalunya de Urbanismo, el derribo y la recuperación de un paraje ocupado por el Club Mediterranne en el Cap de Creus, que fue premiado con la Rosa Barba de la Bienal del Paisaje, y el reciente premio europeo de Espacio público del sistema de huertas Caldes de Montbui.

Paisaje y Sociedad.

La vinculación del paisaje con la sociedad fue otro, el otro tema sometido a análisis en esta sesión, un tema que contó con las aportaciones del que hasta hace unos meses era director del prestigioso Observatorio del Paisaje de Cataluña, Joan Nogué, quién también es catedrático de Geografía Humana de la Universidad de Girona y especialista en pensamiento geográfico y territorial.

Nogué entiende el paisaje como una percepción individual y subjetiva. “Somos seres sociales que vivimos en una comunidad en la que compartimos nuestras percepciones y vivencias individualizadas de nuestro entorno”, pero, en su opinión, también existe una percepción social de determinados valores del entorno.

Y es precisamente esta dualidad la que puede generar al mismo tiempo emociones individuales y valores científicamente reconocidos y socialmente consensuados que van a enriquecer la temática del paisaje, que el catedrático entiende, que por su “dimensión más individual y subjetiva”, no es incompatible con la gestión colectiva o pública que debe ser consensuada de manera democrática.

El experto también invita a no considerar a la periferia como un espacio sin identidad, sino como un espacio para conocer desde su interior incluso con paseos a pie para tener una perspectiva diferente que ayuden a resolver sus problemas.

Las jornadas del viernes continuó con el debate moderado por el director insular de Política Territorial del Cabildo, Rafael Pedrero, sobre “Herramientas para la implantación de las infraestructuras verdes” con el experto en paisaje Rafael Narbona, quien fuera presidente de la Asociación Española del Paisaje, para dar paso a las intervenciones del arquitecto Juan Palop- Casado, el ingeniero Julio Rodríguez, el director insular de Obras Públicas del Cabildo, José Francisco Duque, y el ingeniero de la Dirección General de Puertos Canarios del Gobierno de Canarias, Francisco Acevedo.

Posteriormente, hubo un debate sobre “Norte y Sur”: potencialidades y debilidades de los paisajes de la costa turística” con la urbanista Elsa Guerra, el presidente de los empresarios de hostelería y turismo, José María Mañaricúa, el responsable de la Comisión de Turismo de la Cámara de Comercio, santiago de Armas, el director general de BeCordial Hotel&Resorts, Nicolás Villalobos, el presidente de la Mancomunidad del Norte, Pedro Rodríguez, y el gerente del Patronato de Turismo, Pablo Llinares.