Nuestro compañero y miembro de ADAPA Canarias, Carlos Velázquez, una de las figuras claves en la extinción del incendio de 2007. Ahora, tras muchas lecciones aprendidas, lo fundamental es la implicación de toda la ciudadanía en prevenir los incendios, especialmente en estas fechas…

  El coordinador forestal y director de extinción hizo el siguiente símil: «Tenemos un dispositivo con una infantería, que son nuestros combatientes, la caballería, que son las autobombas, la aviación, que son los helicópteros y nos falta un destacamento importante que son los zapadores», contó.

Carlos Velázquez fue muy explícito al calificar el combate de los incendios forestales como una «gran guerra». El coordinador forestal y director de extinción hizo el siguiente símil: «Tenemos un dispositivo con una infantería, que son nuestros combatientes, la caballería, que son las autobombas, la aviación, que son los helicópteros y nos falta un destacamento importante que son los zapadores», contó. «Es el grupo que facilita el avance de nuestras tropas y dificulta el del enemigo. Haciendo una comparativa, nuestros zapadores serían los agricultores que cultivan terrenos que son cortafuegos, los pastores que abren el matorral para que a las llamas les cueste más y los ciudadanos que limpian los 15 metros alrededor de sus casas. Si no se hace eso, el incendio corre a mucha velocidad y es imposible cortar su avance. No nos hace falta más infantería, caballería ni aviación, sino más zapadores», explicó para ahondar en el interesante campo de la apuesta por la prevención.

En los grandes incendios forestales, ahondó Didac Díaz, «la gente se cree que los pueden apagar los bomberos y actualmente no hay ningún sistema de extinción en el mundo que los pueda sofocar por más helicópteros, hidroaviones y gente especializada que haya. Tienen un comportamiento propio brutal y no se pueden parar y por eso necesitamos la complicidad y ayuda de la población rural y urbana», dijo. Por eso, ambos insistieron en que se debe de hacer más labor de prevención: «La gente se cree que nosotros no dejamos cortar pinocha, cortar monte para los animales… y eso no es cierto porque justamente estamos promocionando estas actividades para prevenir los incendios forestales».