Que importante es la transversalidad en las gestiones públicas ya que la dinamización de un área puede ser el detrimento de otra… en este artículo se plasma muy bien cómo el beneficio del sector servicios perjudica enormemente la estética del paisaje, que en este caso se trata de los Conjuntos Históricos…en ADAPA Canarias, queremos invitarte a una reflexión:

  Las terrazas en entornos como los de El Toscal o Los Hoteles, necesitan de autorización del Cabildo. ANDRÉS GUTIÉRREZ

La modificación de la ordenanza de Paisaje Urbano, aprobada por el Ayuntamiento de Santa Cruz en el último Pleno, viene a flexibilizar una norma sobre todo en lo referente a la instalación de terrazas en la ciudad. Esta es la segunda modificación que sufre desde su aprobación, permitiendo que se usen aparcamientos para poner terrazas, reducir las dimensiones de los elementos exigidos y algunas otras medidas que facilitan la instalación.

Sin embargo, esta última modificación no cuenta con el beneplácito del área insular de Patrimonio Histórico, la que en un informe, tira de las orejas al Ayuntamiento, y más concretamente al área de Infraestructuras, por no haber tenido en cuenta cómo pueden verse afectados los elementos con el título de Bien de Interés Cultural (BIC) del municipio. “No se efectúa alusión alguna al régimen jurídico de los BIC, ni a la legislación de aplicación sobre los mismos. No se concreta la obligación de contar con la autorización del Cabildo para la realización de obras y usos en su límites”.

Recuerda el Cabildo que cualquier obra que se hagan dentro de un BIC deberán contar con esa autorización “tanto si se trata de inmuebles con valor patrimonial como carente de él”. Y es que toda terraza que se instale en El Toscal o el Antiguo Santa Cruz o el barrio de Los Hoteles, todos con el título de BIC en la categoría de conjunto histórico, necesitan de ese permiso y, parece que la ordenanza, no lo recoge de manera expresa. Según el Cabildo, la ordenanza tampoco ha tenido en cuenta disposiciones de obligado cumplimiento en los Conjuntos Históricos como que cualquier tendido de cable debe ser soterrado o que se prohíben las vallas publicitarias en todo el Conjunto Histórico. 

Durante el Pleno, el concejal y portavoz socialista, José Ángel Martín, llamó la atención sobre este informe del Cabildo, recordándole al concejal de Infraestructuras, José Alberto Díaz-Estébanez, que “usted aprueba aquí cosas que el Cabildo le puede echar para atrás como por ejemplo las terrazas en entornos de fachadas protegidas o la publicidad en los cascos históricos”.

Díaz-Estébanez defendió la flexibilización alegando que precisamente la rigidez de la norma la hacía casi imposible de aplicar y que, en todo caso, los criterios del área insular de Patrimonio, “no es el mejor ejemplo de agilidad administrativa de la Isla, por lo que no va a imponer su opinión”.