Medio Ambiente considera que estas construcciones deben mantener un nivel de “coherencia”

La Xunta y la Fundación Juana de Vega presentaron una guía de caracterización e integración paisajista de los cierres de fincas en Galicia, con el objetivo de facilitar los criterios para que estas construcciones mantengan una “coherencia” con el paisaje de la comunidad gallega. La conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, ha participado en la presentación de este guía resultante de la colaboración entre la Xunta y Escuela Gallega de Paisaje de la Fundación Juana de Vega, y en la que expertos en paisaje analizaron las características de las 50 comarcas paisajísticas.
A través de este trabajo, destacó la conselleira, se contabilizaron 11 millones de parcelas agrícolas repartidas entre 1,6 millones de propietarios catastrales y con una superficie media de 0,25 hectáreas por parcela. En la presentación, Mato reseñó que elaborar una guía de estas características en Galicia no es una tarea sencilla, porque el rural gallego “es una suma de micromundos”.

Acorde con el entorno:
Asimismo, explicó que la guía, además de criterios paisajistas, incluye los “contenidos necesarios” para que aquellos cierres nuevos -o la mejora de los ya existentes- “se realicen de manera coherente” con el paisaje gallego. Entre los criterios de integración paisajística destaca, como aspiración general, la búsqueda de la sutileza, mediante la elección de un material adecuado y acorde al contorno.
Como criterios específicos, la guía incluye, entre otros, la recomendación de no realizar cierres en zonas donde el paisaje agrícola y la presencia de muros fractura la imagen e identidad, priorizando en estos casos el uso de poste metálico o de madera. En general, la Xunta recomienda la utilización de vallados vegetales o sebes para el cierre de fincas, en base a los efectos positivos para el paisaje.
Mato explicó que la consellería, a través del Instituto de Estudos doTerritorio, seguirá los criterios de la guía sobre todo a la hora de emitir los informes sectoriales en materia de paisaje y también en los informes sobre los planes generales de ordenación municipal.
La guía, cuyo ejemplar se remitirá a todos los ayuntamientos de Galicia, también hace un repaso por las características más destacadas de los cierres tradicionales de la geografía gallega. Los trabajos previos dieron como resultado la clasificación de casi 1.700 vallados tradicionales en tres grandes grupos de cierres: los formados por materiales vegetales, los de piedra y las soluciones mixtas.