A instancia del  Pleno, la Consejería de Planificación ya ha iniciado el proceso de contratación para la redacción del documento.

  La Consejería de Planificación ha iniciado el proceso de contratación para la elaboración de un Plan Especial del Paisaje Protegido de Tamanca, que atenderá especialmente a los usos agrícolas en esta zona de medianías que comprende los municipios de El Paso, Fuencaliente y de Los Llanos de Aridane, informa en una nota de prensa.

  El consejero delegado de Planificación, Gonzalo Pascual, explica que son muchas las explotaciones agrícolas de Tamanca que, a día de hoy, no tienen amparo en materia de ordenación del territorio debido a la ausencia de un Plan Especial para esta zona.

  “La necesidad de este Plan Especial es clara, ya que desde el Cabildo pretendemos fomentar los usos agrícolas y tradicionales en suelo rústico. En el caso de Tamanca, por ejemplo, prevalece el viñedo, pero no es de recibo que a día de hoy no se permita la apertura o el mantenimiento de  pistas para facilitar el acceso de los agricultores a sus explotaciones así como para vehículos de emergencias en caso de incendios forestales” señala Gonzalo Pascual.

  El consejero de Planificación señala que la mejor ordenación y regulación de los espacios agrícolas de este espacio protegido conlleva también un efecto positivo al reducir el riesgo de incendios forestales en toda el área. “Las explotaciones agrícolas también juegan un papel importante en la seguridad de cara a un incendio forestal puesto que actúan como cortafuegos efectivos”, apunta.

  Gonzalo Pascual adelanta que el Plan Especial del Paisaje Protegido de Tamanca “pretende ante todo compatibilizar el espacio natural con los usos tradicionales que desde siempre se han dado en Tamanca, apostando por el desarrollo del sector primario con la recuperación de los cultivos de medianías y con mejores condiciones para ello”.

  El consejero insular de Planificación también apunta que en el marco del nuevo Plan Especial para el Paisaje Protegido de Tamanca, se analizará la propuesta de ubicar equipamientos deportivos en el espacio, así como pequeños equipamientos turísticos de calidad integrados paisajísticamente siempre y cuando sean compatibles con los recursos ambientales presentes y así lo determine el órgano ambiental.