Una propuesta muy interesante la que propone nuestro compañero y miembro de ADAPA Canarias José Antonio Sosa, la cual dotaría de nuevo a nuestra ciudad de identidad cultural con  la desembocadura del barranco… como verdadero icono fundacional…un icono paisajístico que nunca debimos perder.

El Gabinete Literario ha iniciado una campaña en favor de la recuperación del la desembocadura del barranco de Guiniguada para restaurar un paisaje “esencial” para esa zona de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, según ha informado hoy en un comunicado.

La campaña cuenta con el apoyo del arquitecto José Antonio Sosa, quien ha presentado un escrito de alegaciones al documento de adaptación del Plan Insular de Ordenación de Gran Canaria a las Directrices de Ordenación General y del Turismo, para que la recuperación de ese espacio se configure como un proyecto estratégico de la isla.

A esta iniciativa se han sumado la Real Sociedad Económica de Amigos del País y la Real Academia de Bellas Artes, según constata el arquitecto en su escrito, que ha sido hecho público hoy.

Sosa señala en sus alegaciones que el proyecto que propone “no es caro” y, de momento, no precisaría de la construcción de nuevos puentes, sino de la demolición de las bóvedas existentes de hormigón y del asfalto que cubren el barranco.

Con carácter provisional o definitivo, se dejarían varias secciones estrechas para mantener la unión entre Vegueta y Triana, a la altura de los antiguos puentes de Palo y de Piedra y del Rectorado de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, con lo que se recuperaría el paisaje anterior a la construcción de la autovía marítima en esa zona de la ciudad, expone Sosa.

El arquitecto argumenta que desde que se construyeron los túneles de San José, el tráfico que soporta la autovía en la última parte del cauce del Guiniguada es meramente testimonial desde el enlace de Primero de Mayo hasta el mar.

Por ello, entiende que se puede volver a abrir el barranco y recuperar el papel que tuvo en su día como elemento configurador y de unión entre Vegueta y Triana.

En opinión de Sosa, existen desde hace años diversas propuestas e intervenciones que tratan de “camuflar” el impacto de esta autovía sobre la ciudad, dándole un aspecto más urbano pero manteniendo el barranco enterrado, por lo que defiende que su propuesta sí permite recuperar un “paisaje esencial para la ciudad”.