Dentro de muy poco el embellecimiento de la GC-1, nuestra carta de presentación con respecto a los visitantes que llegan a Gran Canaria por el aeropuerto, será una realidad…ADAPA Canarias se congratula de que el Cabildo lleve a cabo el “Observatorio del Paisaje” donde se puedan poner sobre la mesa, todos estos temas para mejorar nuestros paisajes…

La regeneración paisajística de la GC-1 recoge 53 intervenciones. El Cabildo ya
cuenta con un presupuesto de 10 millones para iniciar los trabajos en marzo

El Cabildo de Gran Canaria emprenderá el próximo mes de marzo la mejora paisajística de la autovía del Sur con 53 intervenciones en el tramo de 18 kilómetros desde la capital hasta el Aeropuerto de Gando, que incluye la regeneración de terrenos abandonados, ajardinamientos, arreglo de accesos, eliminación de grafitis, soterramiento de lineas eléctricas y telefónicas, reorganización de los aparcamientos, eliminación de las vallas de publicidad, construcción de taludes, restauración de invernaderos o mejora visual de las fachadas urbanas e industriales.

La iluminación de los riscos de La Laja, un oasis de palmeras en el Tívoli, la reparación de las fachadas de la curva de Bocabarranco, el adecentamiento de las instalaciones ganaderas y las fincas agrícolas de Marpequeña o la reparación de edificios abandonados en Las Huesas son algunas de las intervenciones prioritarias.

El gobierno insular ya cuenta para ello con un presupuesto de casi 10 millones de euros, según anunció ayer el presidente Antonio Morales durante la presentación del Proyecto Director de Regeneración Paisajística de la GC-1, denominado La Piel de Gran CanariaSuturas, que realiza un diagnóstico de los márgenes de la carretera y propone 394 pequeñas actuaciones en los próximos años, con un presupuestos total de 13,88 millones de euros.

El proyecto director ha sido elaborado por cuadro empresas -Análisis Ingenieros, Quadrado Verde, Pared Libre y Situacións Construidas- y establece “la hoja de ruta para acabar con el deplorable estado de la principal arteria de la Isla, en la que abundan las vallas, muros, casas e instalaciones agrícolas abandonadas”, explicó Morales.

El presidente compareció junto a Inés Miranda, consejera insular de Política Territorial, y Hubert
Lang-Lenton, coordinador del documento, quienes resaltaron que algunas de las actuaciones han sido planteadas por los colectivos vecinales y que en la ejecución participarán varios departamentos del Cabildo, así como los ayuntamientos por donde discurre la carretera, en este caso los de Las Palmas de Gran Canaria y Telde.

Intervenciones

La Consejería de Obras Públicas se encargará de las actuaciones en la propia carretera y en los accesos, dentro de la llamada Prioridad 0, con un presupuesto de 874.000 euros. Para las 53 intervenciones a ambos lados de la autovía se fijan cinco niveles de prioridad, de muy alta a muy baja, dependiendo de la facilidad de ejecución, la propiedad del suelo y la urgencia. Las obras abarcan más de 370 hectáreas de terreno y no afectarán al tráfico.

Inés Miranda recordó que el Cabildo trabaja desde hace meses en el tramo desde Aeropuerto hasta la zona turística de Maspalomas, sin necesidad de elaborar un plan director para ese tramo porque el principal deterioro del paisaje se concentra en la costa de Telde y en la entrada a la capital. Las actuaciones en Ingenio, Agüimes, Santa Lucía y San Bartolomé de Tirajana se centran en eliminación de invernaderos abandonados y limpieza de grafitis. 

Respecto a la retirada de las vallas publicitarias ilegales, el presidente dijo que ya han desaparecido a partir del Aeropuerto y que en Telde ya se ha iniciado la retirada por parte de los propietarios. El Cabildo y el Ayuntamiento firmarán en las próximas semanas un convenio para eliminar por la vía ejecutiva las vallas que sigan en pie, cobrando posteriormente los trabajos a los propietarios de los terrenos, las empresas de publicidad o los anunciantes.

El tramo de 18 kilómetros se inicia en el barrio capitalino de San Cristóbal, pero no se han precisado las actuaciones en el entorno del antiguo solar de Aguas de San Roque en espera de la construcción de la parada de la Metroguagua. En dirección Sur, una de las prioridades es la ordenación del aparcamientos existente del margen interior de la playa de La Laja.

En esa zona también se acometerá la reforma del mirador del Tritón, que incluirá la colocación de un monumento en memoria de los represaliados del franquismo que fueron arrojados por los acantilados de La Marfea. La iluminación de los riscos de La Laja ofrecerá una nueva visión de la entrada a la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, apuntó Morales.

Ya en Telde, precisó, “también está prevista la regeneración de la parcela ubicada junto al espacio comercial de La Mareta, completar los jardines en los márgenes de la vía, solventar los problemas de comunicación en barrios atravesados por la GC-1, eliminación de los grafitis, contención de taludes generados por vertidos de tierras para crear explanadas en suelos industriales y mejora de invernaderos en uso y limpieza de los que están en desuso”.