El Cabildo creará este año una cuadrilla de trabajo para la limpieza y conservación de los palmerales silvestres de la isla con una partida de 200.000 euros recogida en el presupuesto de 2018 de la Consejería de Medio Ambiente. Para su puesta en marcha recurrirá a una encomienda de gestión.

Con vocación de continuidad, el Cabildo montará en 2018 una cuadrilla especializada para trabajos de retirada de restos vegetales, limpieza del entorno y cuidado de los palmerales silvestres de la isla, una medida novedosa en la gestión medioambiental que pretende atajar el mal estado de conservación de estas arboledas singulares.

Los 200.000 euros reservados en las cuentas de este año para este fin cubrirán las necesidades de personal y medios materiales para realizar esas tareas y la gestión, dadas las dificultades de contratación de medios humanos propios, será encomendada a una empresa pública. En principio son Gesplan, del Gobierno canario, y Tragsa, del Estado, las principales candidatas a asumir su puesta en marcha.

La cuadrilla de limpieza de palmerales operará todo el año, desde su creación, y será a finales de ejercicio, y en función de su funcionamiento y de los resultados obtenidos, cuando la Consejería de Medio Ambiente decida bajo qué fórmula continuaría operando en 2019.

Los operarios de la nueva cuadrilla también llevarán a cabo tratamientos fitosanitarios en aquellos palmerales silvestres que los requieran, según informa Miguel Ángel Rodríguez, el titular de la consejería, al objeto de evitar la proliferación de plagas y combatir su presencia en los que se han detectado.

Rodríguez destaca que la creación de esta cuadrilla constituye «una necesidad» para garantizar la conservación de los palmerales de phoenix canariense, en los que también seguirán operando los talleres de empleo del Cabildo.