Nuestra Asociación en Defensa del Paisaje y Árbol de Gran Canaria (ADAPA Canarias) ha mostrado su sorpresa  y profundo malestar por el hecho de que “cuando en el seno del Observatorio del Paisaje, el Ayuntamiento de Telde se muestra a favor de eliminar las vallas publicitarias, que de manera ilegal se encuentran en suelo municipal, el propio Ayuntamiento, se  publicite abiertamente en una de ellas”.

Para ADAPA Canarias, es absolutamente inconcebible que “mientras que desde el plan de embellecimiento de la GC-1 auspiciado por el Cabildo de Gran Canaria, que le ha concedido una subvención de 90.000 euros al Ayuntamiento para contratar a expertos que pleiteen, contra quienes tengan las vallas publicitarias ilegales e ilegalizables  en el entorno de en la autovía, de cara a su retirada, en el casco urbano se sigan colocando a pesar de que son ilegales”.

A juicio de ADAPA Canarias, este es el claro ejemplo de cómo se ha venido trabajando en la defensa del medio ambiente en la Isla. “Mucha legislación, tomado acuerdos en una mesa, e incumpliéndolos en el despacho de al lado, y argumentando que no se puede hacer cumplir la Ley y lo acordado, por falta de medios y presupuesto”.