Cerca de sesenta personas asisten al seminario organizado por el Cabildo para tratar las posibilidades de esta figura de participación

   La primera de las sesiones organizadas por el Cabildo para dar impulso a la figura de la Custodia del Territorio concluyó este viernes con que la conservación, cuidado y gestión del medio natural debe compartirse entre todos los actores que forman parte de ese medio, incluida población local, colectivos sociales o empresas,  y que es responsabilidad de las administraciones públicas establecer esos canales de colaboración para hacerla efectiva.

  Cerca de sesenta personas asistieron este viernes al seminario técnico organizado por el Cabildo para analizar la figura de la Custodia del Territorio, una herramienta de participación ciudadana para generar esta dinámica de implicación.

  El consejero de Medio Ambiente, Miguel Ángel Rodríguez, agradeció la asistencia de los técnicos municipales y representantes públicos que acudieron a la cita y que demuestra que la Custodia del Territorio es “una herramienta horizontal que empodera a toda la ciudadanía, pensada para transformar y construir un mundo mejor sumando voluntades”.

  La consejera de Política Territorial, Inés Miranda, consideró la figura como una herramienta transversal vinculada directamente con la política territorial y el planeamiento, “un elemento fundamental para conservar la belleza del territorio para las generaciones venideras” implicando a la ciudadanía en la gestión de su territorio.

  El coordinador de la Plataforma de Custodia del Territorio de la Fundación Biodiversidad España, Óscar Prada, explicó que esta figura es complementaria a otras, por lo que “no sustituye a los Parque Naturales ni a los Parques Nacionales o las normativas nacionales, sino que viene a contribuir a que la sociedad más sensibilizada tenga cauces de implicación para conservar la naturaleza”.

  Para Alberto de Armas, técnico del Área de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Seguridad del Cabildo de Tenerife, representa una oportunidad de facilitar que la sociedad organizada “cambie su rol de receptora a cogestora, implicándose en un proceso de aprendizaje y de formación en la gestión del entorno natural”. La concepción nueva que plantea sería la de un triángulo en la que “se implican las administraciones públicas, la sociedad civil organizada a través de asociaciones y otros colectivos y las empresas “que se vinculan en un enfoque de nueva institucionalidad y de gestión del territorio de manera integrada”.

  Arturo Boyra, director de la empresa de divulgación científica Oceanográfica, expuso el proyecto ‘Ecoáreas, Mar de todos’ como ejemplo de iniciativa de participación ciudadana para una gestión sostenible del litoral “que se basa en la custodia marina como una oportunidad que en Canarias está ya muy avanzada”.

  La figura está basada en acuerdos entre propietarios, públicos o privados, empresas, colectivos, entidades de conservación y administraciones públicas. Toda la información está disponible en la web www.custodiaengrancanaria.com.