Los vecinos no podrán circular en seis meses por la calle principal de Tejeda

El Ayuntamiento cierra la vía al tráfico rodado para peatonalizarla – El proyecto de zona comercial sigue adelante tras superar dos autos judiciales favorables

  Los vecinos y visitantes de Tejeda no podrán circular por la calle principal del casco del pueblo durante los próximos seis meses, ya que el Ayuntamiento ha procedido a cerrarla al tráfico rodado para ejecutar las obras de peatonalización de creación de la nueva zona comercial abierta del municipio.

  Con este fin, el alcalde de la localidad cumbrera, Francisco Perera, ha publicado un bando municipal en el que hace saber que “con motivo de las obras de peatonalización y adaptación de servicios en Zona Comercial Abierta en las calles Doctor Domingo Hernández Guerra y otra del término municipal, dicha calle Doctor Domingo Hernández Guerra permanecerá cortada al tráfico hasta tanto se ejecuten las obras”.

  En el mismo texto se especifica que su plazo de ejecución esta fijado en seis meses, y que cubre todo el espacio que se encuentra desde el cruce con la conocida calle Párroco Hernández Guerra (antes Calle Nueva) y hasta la zona del cementerio, “lamentando”, según se subraya en el citado bando, las molestias que se puedan ocasionar”.

  La decisión de dotar al municipio de esta zona comercial ha creado polémica en el pueblo de Tejeda en las últimas semanas, con movilizaciones tanto de repulsa como de apoyo al Consistorio, ya que la obra no solo significará la peatonalización de la calle principal del casco del pueblo sino el traslado de los árboles que estaban ubicados en el paseo.

Los árboles del consenso

  Al principio del conflicto un grupo de vecinos adscritos a una plataforma creada para este fin se manifestó a las puertas del Cabildo de Gran Canaria para protestar por esta obra ya que creen que va a suponer “un daño irreversible para Tejeda”. La obra de la nueva Zona Comercial Abierta de Tejeda está financiada por la Corporación insular que preside Antonio Morales.

  El consistorio ha reubicado los árboles que son el origen de esta polémica, y que han sido trasplantados a otra zona del pueblo, en Galindo, pero este grupo de vecinos se muestra reacio a la solución otorgada por el Ayuntamiento porque consideran que “será una aberración medioambiental cargarse a los árboles que llevan muchos años siendo la seña de identidad del municipio” y aseguran que la mayoría de esos árboles morirán con el trasplante.

  Por ese motivo protagonizaron otra segunda concentración en el pueblo que fue respondida por una tercera, esta de apoyo al Consistorio que apelaba a la creación y consolidación de la oferta gastronómica y turística que ha permitido un repunte de la actividad económica en el municipio en los últimos años.

  Paralelamente el grupo que se opone interpuso dos demandas que provisionalmente paralizaron las obras, que fueron resueltos positivamente para el Consistorio, al considerar que los árboles no tenían protección alguna, una decisión que les permitió en los últimos días a terminar de evacuar la quincena de ejemplares afectados. Lo que propone el Ayuntamiento es plantar unos nuevos cuyas especies serán consensuadas con los vecinos.

Dejanos tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.